Un mercado cada vez más lucrativo

Tener un desguace es sin duda alguna un negocio redondo. Es posible que al leer esto creas que la mejor opción de negocio podría ser montar un desguace,  y no vas desencaminado. La verdad es que requiere de una inversión muy grande,  una gran inyección de capital para poder montar todo en condiciones.

Un desguace no es sólo un terreno grande,  muy grande,  en el que almacenar coches y vehículos varios sin ton ni son. Esto, es posible que hace años fuese viable, ahora las cosas son bien distintas, todo a cambiado mucho y lo que en principio sería un espacio en el que las personas fueran a buscar la pieza necesaria para arreglar la avería de su coche, hoy en día es una central de vehículos perfectamente montado, con un gran inventario y una maquinaria de última generación para satisfacer las necesidades de todo los clientes.

La opción de montar un desguace es apetecible para muchos, sobre todo viendo el éxito cosechado por lugares como tudesguace.com un lugar en el que todo está informatizado,  todas las piezas habidas y por haber están en un amplio catálogo y con un éxito nacional más que comprobado.

Pero esto no es fácil,  hay que ir con los tiempos, hay que ser capaz de ir con los avances, no desfallecer en las rachas malas (que también las hay)  y sacar fuerzas de flaqueza en las vacas flacas. No es un camino de rosas, montar un desguace o cualquier otro negocio requiere de dedicación, esfuerzo y trabajo, mucho trabajo. Y para que esto sea posible es inevitable hablar del dinero, contante y sonante, efectivo con el que hacer los pagos de las adquisiciones máquinas avanzadas, grúas, herramientas varias, personal, equipamiento y en definitiva todo lo necesario para poder llevar a acabo la labor que queremos realizar. El dinero es imprescindible para poder poner en marcha cualquier negocio  un dinero que de no tener la suerte de tener una gran cuenta corriente o un tío rico en algún lugar del mundo, mucho me temo que habrá que pedir a un banco con todo lo que ellos conlleva, mensualidades,  comisiones, gastos y más gastos…en definitiva que poder montar un negocio es básicamente emplear el dinero que tenemos o no para conseguir más. Es la base de todo buen empresario,  el dinero llama al dinero por eso sí lo tienes, inviértelo en un negocio con futuro.