Sin categoría

Cambio de las valvulas de neumatico del coche

En varias ocasiones se pasan por alto pequeños detalles que marcan una gran diferencia, es lo que suele suceder con las válvulas de neumático, que son olvidadas hasta que es necesario reemplazar por completo el neumático. Esta situación es perjudicial tanto para el vehículo como para sus ocupantes, debido a que las ruedas son los únicos elementos que tienen contacto con el suelo y si se dañan se pone en riesgo la seguridad.

Aunque la mayoría de las personas las conoce como válvulas de neumático, el nombre correcto es válvulas Shrader o americanas y desde su invención han sido utilizadas en las ruedas. Constan de tres partes: un cuerpo de metal o goma, un tubo metálico con una rosca interna y una tuerca que impide la entrada de impurezas.

Estas válvulas se exponen a un gran esfuerzo y si se trata de un todoterreno más aún. Contribuyen a que la presión de aire se mantenga intacto en el interior de la rueda; pero, ese nivel es mermado, si alguna de ellas está averiada o si se llega romper, porque lo más seguro es que haya alguna fuga. Ello generaría un desequilibrio peligroso, peor aún si se conduce a altas velocidades.

Cómo saber cuándo cambiar las válvulas de neumático

Como cualquier otra pieza del coche, las válvulas se menoscaban con el pasar del tiempo y el uso. Por esta razón es necesario estar atentos de cambiarlas cada tanto, un momento apropiado sería al reemplazar los neumáticos. El tipo de válvulas varía según el vehículo en cuanto a tres aspectos: las condiciones al manejar, la presión requerida y las características propias del neumático.

Otra ocasión para sustituir las válvulas es durante el cambio estacionario, siendo lo ideal de verano a invierno o viceversa; sin embargo, las que son de metal por completo, pueden durar un poco más. Al haber fallas muchos optan por repararlas, aunque no es muy recomendable, ya que puede que no queden perfectas y es probable que no duren por mucho; es preferible reemplazar la dañada por otra y así irse por lo seguro.

Para un todoterreno es de suma importancia tener una excelente estabilidad, más aun cuando han sido elevados y su centro de gravedad cambia, haciéndose tan sensibles en ese particular. En general, este tipo de vehículos requiere mantenerse a tono y una alternativa factible para que así sea es usando piezas 4×4 segunda mano.