Sin categoría

Choque de coches en cadena

Los accidentes múltiples no suelen verse frecuentemente, sin embargo, durante el invierno es todo lo contrario. Este imprevisto ocurre cuando tres o más coches colisionan entre ellos, uno empujando al otro a través de la fuerza que propicia el primer impacto. Muchos al ver tal escenario se preguntan quién será el responsable y a quién le tocará correr con los gastos.

Todos los coches de una colisión están implicados de alguna manera, ya que hasta cierto punto tienen que ver en el hecho si no hicieron lo correcto en su momento. Por ejemplo, no dejar suficiente distancia de seguridad para haber frenado antes de alcanzar al vehículo que le precede. Por ello, presentar una denuncia por el accidente es algo complicado, tanto ante las autoridades como con la aseguradora, si es el caso.

La distancia de seguridad en ocasiones es subestimada, aunque es esencial y obligatoria, por lo que si un conductor no respeta y acata la norma será penalizado. No importa si el automóvil alcanza por detrás a otro sin intensión, igual sería visto como culpable y tendrían que revisarse ambos coches para llegar a la conclusión de quién lleva la mayor parte de la responsabilidad.

Cuando se trata de accidentes múltiples hay sus excepciones, como sucede cuando un coche alcanza a golpear al vehículo en frente y este a su vez a otro. Al igual que en otros problemas viales, no se debe alterar el lugar de los hechos ni mover los automóviles, para que se pueda evaluar el daño y determinar cómo sucedieron los hechos.

La investigación de coches en cadena

Hay diversos factores que son de gran ayuda para esclarecer el origen del suceso, de esa manera se puede establecer un orden en los impactos y en base a eso conocer al culpable. A veces, estos accidentes surgen sin haber tenido la culpa la persona que lo comienza, pero aun sin haber intención no se libera del tener que hacerse cargo de los hechos. Las averiguaciones contemplan:

  • La versión de los hechos de parte de los pasajeros de los vehículos y de los testigos del accidente, como otros conductores que estuviesen cerca al igual que los transeúntes.
  • Los daños que presente cada coche.
  • Las señales o muestras de lo acontecido en la escena, como por ejemplo los restos del automóvil y las marcas de frenado.
  • El informe de las autoridades.

Estos accidentes no siempre son suaves, pueden ser muy aparatosos y graves, incluso podría perderse el coche y hasta la vida. No obstante, puede afrontarlo de manera positiva, visite cochesparadesguace.com y complete el formulario que le ofrecen para que le generen una tasación gratuita. Si bien no recuperará la totalidad del valor del coche, es probable que sea lo suficiente para resolver otras necesidades.